TRANSLATE

miércoles, 21 de junio de 2017

Utopías y distopías

El pensamiento utópico del ser humano


El ser humano es la única criatura de cuantas conocemos que es capaz de imaginar, con todo lujo de detalles, mundos posibles alternativos al mundo real. En esta capacidad se asienta la tendencia del hombre a crear utopías (mundos ideales, donde el ser humano por fin alcanza la felicidad y es capaz de vivir en armonía con los otros seres y el propio universo) y también distopías (mundos deshumanizados en los que resulta imposible vivir una vida auténticamente humana).
La utopías se proponen como ideales u objetivos a alcanzar para, por fin, dejar atrás los males que acechan al ser humano (muchos de ellos provocados por su propia incompetencia) y crear una sociedad perfecta donde no existan los conflictos (o, si existen, puedan superarse por métodos civilizados), las desigualdades, las injusticias, la miseria, la enfermedad y, en las ideaciones más optimistas, ni siquiera la muerte.
Por su parte, las distopías, que pueden adquirir diversas formas (distopías sociales, políticas. científicas, tecnológicas, psicológicas, ecológicas...), se proponen como advertencias del peligro que corremos de llegar a generar un mundo inhabitable a causa de nuestro propio torpe egoísmo y de los desmanes que cometemos en contra del planeta que habitamos y de nuestra propia especie.
El alumnado de 1º de Bachillerato de nuestro instituto ha trabajado este tema durante este último trimestre del curso en la materia de Filosofía, estudiando distintos tipos de utopías y distopías que han propuestas a lo largo de la historia en la tradición filosófica, la literatura y el cine. Esta actividad les ha llevado a reflexionar sobre la dimensión utópica del ser humano, que puede suponer un acicate para intentar mejorar el tantas veces injusto mundo en que vivimos, pero que también puede degenerar en distopías o utopías negativas, como no pocas veces ha ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad.
El alumnado ha trabajado en grupos de dos o tres componentes, centrándose cada uno de ellos en una utopía o distopía propuestas desde la filosofía, la literatura o el cine. Con la información y las conclusiones obtenidas cada grupo ha elaborado un mural y lo ha expuesto en clase ante sus compañeros. Finalmente, hemos expuesto una parte de los trabajos en el hall de nuestro instituto.
Las utopías estudiadas han sido las expuestas en las obras siguientes: La República y Las Leyes (de Platón), La ciudad de Dios (de San Agustín), Utopía (de Tomás Moro), La ciudad del sol (de Tomás Campanella), Nueva Atlántida (de Francis Bacon), el socialismo utópico, el marxismo y Walden II (de B. F. Skinner).
Asimismo, como ejemplos de distopías hemos seleccionado las siguientes:  Fahrenheit 451 (de R. Bradbury), 1984 (de G. Orwell), Un mundo feliz (de Aldous Huxley), Blade Runner (R. Scott), La trilogía de G. Ballard y Los juegos del hambre (de Suzanne Collins).